Bueno pues, entrados en la primavera y con estos días de buen tiempo después de tan tedioso invierno, no tengo tiempo ni para respirar. La naturaleza empieza a mostrar sus caras y conviene prospectar el nuevo terreno oriolano. Aun me queda tanto por descubrir.......de momento y tras muchos ratos de faena, tengo algunas localizaciones que realmente me entusiasman. Dos especies difíciles de seguir su pista, pero fascinantes para retratarlas, seguirlas y estudiarlas. A medida que vaya consiguiendo resultados con mi trabajo de campo, os podré presentar como se debe a las dos especies, de momento sólo adelantaros que se trata de la nutria y el búho real. Ya iremos informando....

 

Ya va tocando su fin el tiempo frío e invernal, es más no hace muchos días que despedimos la fría estación, y aunque aun quede algún coletazo que darnos, podemos estar más que satisfechos con lo vivido estos meses. Abundantes en frío y nieve, nos ha dejado estos datos para Orihuela del Tremedal:

Datos de Octubre a fecha de hoy

Nevadas: 26

Días de nieve en el suelo: 57 días

Espesor acumulado en todas la nevadas: 107.5 cm.

Días de helada: 131 días

Mínima absoluta: -12,5ºC (11 de Enero 2009)

Precipitación: 263,8 mm.

Esto no es más que estadística y números, el resultado se aprecia muy bien con la riqueza que ha aportado en forma de precipitación sólida y líquida y esa riqueza que ha sido transmitida a gotiales, turberas, ríos, arroyos, manantiales, fuentes y de forma indirecta a toda la flora y fauna.

Esperemos ahora que la primavera sea igual de generosa y exuberante. De momento asoman tímidamente una de las más valientes, comúnmente conocidas como campanillas, mejor llamadas Narcisos y para afinar un poco más Narcissus bulbocodium en este caso. Muy común en nuestros pastos más húmedos, no le tiene miedo al agua y en numerosas ocasiones, "mantiene los pies a remojo". Es la primera explosión más o menos colorista y común, aunque es más fácil verla en la parte alta de la sierra.

 

En fin, a ver si voy subiendo todo el material que tengo, que no es poco.

 

saludos