La Coctelera

El Ebrón en Invierno

drakis | 6, abr

Cuarta visita que realizaba a este precioso paraje de nuestra querida Sierra, y nunca le había hecho una entrada al blog. Esta vez en invierno, quizás buscando un poquito esa magia que encierra un rincón como este fuera de da la variedad cromática que ofrece tanto en otoño como en primavera, y la verdad que el río Ebrón nunca defrauda.

La ruta en cuestión, es un tramo del Rio Ebrón que discurre entre los pueblos de Tormón y El Cuervo y sus estrechos. Es una ruta bien señalizada tanto si la hacemos de subida como de bajada y en general sin dificultades. La única dificultad es la distancia que ronda los 8 kilómetros sólo de ida, por lo que es aconsejable llevar dos coches y dejar uno en cada pueblo para evitarnos volver pateando 16 kms. En mi caso ya la había hecho un par de veces y una más por el agua (muy aconsejable en verano por la espectacularidad de algunos estrechos). Así pues, esta vez optamos por acercarnos desde el Cuervo a la parte baja de la ruta, justo hasta el puente de Fonseca, que al fin y al cabo es la parte más espectacular de la ruta.

Podemos llegar sin mucha dificultad hasta un merendero con el coche y desde ahí y nos adentramos en el precioso entorno de farallones calcáreos que ha ido labrando este río.
En invierno, la falta de contrastes con el follaje y verdor de la vegetación lo mitiga el espectacular color verdoso del río, sus musgos, líquenes, hierbas acuáticas y fondos, que hacen del recorrido un auténtico no parar de ver bonitas fotos.

Los accesos, tanto en los puntos de complicado paso como los puentes habilitados están en perfecto estado y tan sólo deberemos tener especial cuidado si se encuentra mojado o helado, evitarnos un resbalón. Y con algún cartel explicativo para interpretar un poco la naturaleza que nos rodea.

La primera parte es la más encajonada y por lo tanto, la más atractiva, y una vez salidos de estos paredones, aunque baja algo su encanto, iremos siempre con la cabeza puesta en el precioso puente natural de la Fonseca, un bonito capricho de la naturaleza que nos sorprenderá si no estamos acostumbrados a los paisajes cársticos.

Fue este Puente de la Fonseca el objetivo de nuestro paseo y ya desde aquí media vuelta para volver nuevamente por los estrechos al coche. Nuevas tomas, esta vez con algo de luz diferente, y como siempre en estos rincones de la Sierra de Albarracín, un regusto de los buenos, de los que calan y de los que dotan a esta sierra de auténticas riquezas naturales.

Así que contentos para casa, el día acompañó y el sitio perfecto!!, para volver con la primavera un poco más entrada...a ver que contrastes nos encontramos.....

Un saludo

Rocodromo casero

drakis | 23, mar

El entrenamiento en escalada es algo fundamental si quieres progresar, subir grado y disfrutar de este deporte. A veces, las circunstancias de cada uno nos impide acceder a algún rocódromo municipal o plafón privado para poder entrenar, y en ocasiones una buena solución es montarte uno.

Hay que leer e investigar mucho tanto por internet como en libros específicos o revistas que nos hablan de materiales de montaje, mejores sistemas de anclajes, presas, medidas y un largo etcétera. Lo mejor como siempre, es que se adapte a las necesidades del sitio donde se va a instalar y sobretodo al presupuesto de cada uno. Lo que tienes que tener claro finalmente es lo que quieres montarte y ponerte a ello.

En mi caso, tenía sobradamente 5 metros de pared en un garaje y por tanto la elección fue muy simple, 4 paneles de DM y posibilidad de abatimiento para darle la máxima versatilidad a ese plafón.
El que veis en las imágenes son finalmente 5 tablero de DM de 275 x 122, de los cuales uno de ellos iría cortado por la mitad para hacer de base recta anclada en la pared. Sobre esa base, y con 4 bisagras grandes irían los 4 tableros en vertical, abatibles en dos secciones. Es decir, los tableros irían unidos de dos en dos. El grosor del DM no ha de bajar de 16/19 mm.

Evidentemente los tableros han de ir reforzados con un marco y alguna traviesa por la parte trasera para hacerlo más robusto y evitarte desagradables sorpresas. En muchos sitios lo refuerzan con hierro, yo en este caso opté por encargarle al mismo carpintero unos marcos de madera. Esto te sube un poquito el precio total, pero merece la pena!! queda una estructura muy muy sólida.

También por supuesto un seguido de agujeros dispuestos en malla de 20cm X 20cm donde luego colocaremos las presas. En mi caso agujero del 10.

Los anclajes a la pared es una de las piezas clave junto a los tableros. En mi caso, la opción lógica es anclarlo a las bigas de hormigón del techo, que soportarán perfectamente el peso, pues la pared es de bloque revocado que no ofrece gran resistencia a la tracción. Y una vez completada la fase de instalación, aquí está el resultado, listo para empezar a ponerle las presas:

Por último, has de adquirir las presas...http://www.rokodromo.com ofrece buenos precios y un pack de iniciación que está muy bien. Por otro lado he pillado otro pequeño pack a un vendedor que las fabrica él mismo y que resultan ser muy buenas al tacto y de buena calidad.

Y ya por último distribuirlas por el plafón y a pretar fuerte!!!

Meses después me decidí a darle un toque más chulo al plafón y decorarlo con una buena pintura, quedando realmente espectacular, como podéis ver en el video del "making off"

En fin, y esto es todo.....
Presupuesto aproximado para hacer una cosa así.....estaría entre 800-1200 Euros....dependiendo de materiales y lo que sepas garrapatear a buen precio.

Interiores

drakis | 26, ene

Hoy nos adentramos en el precioso Barranco de las Tejedas en Noguera de Albarracín, uno de esos serpenteantes y abruptos barrancos tan característicos de la geomorfología de Noguera y continuamente regado por el Río Tejeda, que con estas últimas lluvias y deshielos mantiene un caudal más que interesante.

La idea principal es buscar los "interiores" que ofrecen estos pequeños arroyos, y desarrollar esos encuadres cerrados sobre pequeños saltos de agua, detalles de plantas, o composiciones abstractas.

Recorrimos poco trozo del barranco, pero la verdad que ofrece muchísimas posibilidades de encuadres y rincones. Además es un barranco muy bien alimentado por multitud de fuentes y manantiales además de recoger buena cuenca de la parte alta del Puerto de Bronchales, por lo que la bajada de agua es casi constante todo el año.

Las cuarcitas erosionadas, así como el sol entrando por los claros del Pinar ofrecen buen contraste de luces y colores anaranjados, morados, verdosos muy interesantes para la fotografía.

Además al ser un barranco muy umbrío, es rico en especies botánicas y muy muy verde en verano.
Ni que decir tiene que la mejor época de visita es el Otoño por su variado color y por la abundante riqueza micológica de la zona.

.

Pero a la vista está que hasta el invierno es una época estupenda para hacerle una visita, y más si respeta el día y la compañía es inmejorable.....así pues....espero que hayáis disfrutado con los "interiores" del barranco de las Tejedas.

un saludo

Invierno en timelapse

drakis | 22, ene

El fin de semana pasado, tuvimos un nuevo frente de lluvia-nieve por la península, que aunque los modelos no anunciaban grandes espesores, sí que pronosticaban un nevadica por la parte alta de la Sierra.
Decidí pues comenzar a trabajar con la nueva cámara que he adquirido para trabajar timelapses y algunos aspectos de la video-fotografía deportiva y ver si la manejaba bien y se comportaba como debía. La verdad es que la camarita (Gopro Hero3) es toda una maravilla de manejo, imagen y versatilidad. Muy gratamente sorprendido y sobretodo con muchas ganas de exprimirla en diversas facetas y sobretodo con muuuuchas ideas en la cabeza, eso está muy bien.

Así pues, aprovechando la nevadica, me puse a trabajar algunas tomas en timelapse junto con la veterana 7d y este fue el resultado:

En fin, ahora a esperar una nevada decente y con algún encuadre más en la chistera....

P.D.: Tenéis un bonus track con un leve paseo tras la nevada ;-)

un saludo

De vuelta al Nacimiento del río Pitarque

drakis | 12, ene

Después de unos cuantos años ya sin visitar el Maestrazgo, me vuelvo a dejar caer con el ánimo de seguir explorando sus rincones y descubrir aquellos entornos en otras épocas del año. Vuelvo pues, al precioso Nacimiento del Río Pitarque, declarada en 2009 como Monumento Natural y que ya visité con anterioridad con el amigo Jose (el bezano) , al que como siempre, no le hacen falta presentaciones. En aquella ocasión (Podeis ver el repor aquí) la situación fue de un deshielo brutal y unas lluvias persistentes que dotaban al nacimiento de una espectacularidad inaudita, aunque debido a aquella tromba de agua no pudimos sacarle el partido deseado, es por ello que mi vuelta era más que necesaria para exprimir el rincón como bien se lo merece.

Así pues, tras el pertinente cafecito mañanero y en la mejor compañía posible, empezamos ruta desde la misma plaza del pueblo de Pitarque en dirección al nacimiento (todo muy bien señalizado desde el mismo pueblo, imposible perderse).

La primera parte del recorrido es un cómodo paseo de acercamiento a los grandes cantiles rocosos, así que entre antiguos bancales aterrazados, quejigos y algún frutal disperso damos buena conversa para hacer ameno el paseo.

Así pues, entre risas y suaves vaivenes del itinerario, nos plantamos casi sin pensarlo en la ermita de la Virgen de la Peña. un coqueto lugar de merecido descanso, donde aprovecho para hacer algunas tomas de ésta y acercarme al río, que ya está más a mano, para desempolvar el equipo fotográfico.

Es sólo un aperitivo de lo que posteriormente nos encontraremos, pero sobretodo me gusta el caudal que baja, que aunque poco me parece más fotográfico que la última vez que estuve con esa "manta" de agua que bajaba.
Seguimos sendero, esta vez más cerrado por los farallones y por la vegetación, el ambiente se va tornando ya mucho más salvaje, incluso encontramos unas cuantas "chorreras" de travertinos junto al paseo. Lástima que está un poco escaso de agua porque hubiera sido muy tentador para sacar alguna foto bonita. Aun así, el entorno es magnífico!!, tal y como lo recordaba.

Justo antes de entrar en lo que será el último pero interesantísimo kilómetro de recorrido hacemos un parón, para almorzar algo. De bien sabemos que en cuanto nos encontremos con el espectáculo natural, todo va a ser foto aquí y foto allí.....y mejor con el estómago bien alimentado.
Curiosamente entre bocado y bocado, algo se mueve allí en frente....me parece que nos están vigilando.....

La fauna local hace acto de presencia y ya será la compañera del viaje hasta nuestro regreso a la civilización, cosa que por otro lado, agradecemos.

Y pocos metros más adelante, nos encontramos con el primer rincón digno de parada. Estamos ya muy próximos al Nacimiento, y eso se nota, pues nos hemos acercado mucho más al cauce del río, lo que nos invita a componer espectaculares fotos.

Y es que el entorno es precioso, las aguas cristalinas y de tonos verdoso, azulados, turquesas.....los musgos, los árboles desnudos, la roca, travertinos, hiedras, bojes.....todo forma un marco inmejorable y es fácil sacar fotos resultonas, sin duda.....esta primera parada nos sirve de aperitivo y sobretodo nos hace trabajar de lo lindo cámara en mano.

Encuadres arriesgados, u otros no tanto, texturas, parámetros.......estamos metidos en un berenjenal del que disfrutamos al máximo.....al menos yo.

Y por fin, llegamos al puente que da acceso al precioso entorno del nacimiento. Una última mirada atrás para deleitarnos con los farallones.....

Y el espectáculo de la naturaleza que se brinda ante nuestros ojos. Con un caudal bastante bajo, no desmerece para nada, y podemos disfrutar de encuadres y composiciones a nuestro antojo.

El entorno, como ya he comentado, merece que nos estemos más de una hora y media en ese tramo final.

Por desgracia, la conocida como "Chimenea" y que no es más que una formación tobácea de una de las surgencias, está completamente seca, una pena, porque nos hubiera dado mucho "juego".

Por contra, podemos movernos con total libertad por toda la orilla y captar rincones magníficos....

Finalmente optamos por subir a ver la cascada del nacimiento, que aunque pobre en agua, aun mantiene caudal.

Y pensar que la he visto rugir con unos cuantos miles de litros por segundo......menudo espectáculo aquel día con el Bezano.....

Aun así, nos vamos contentísimos con lo visto, y puedo valorar que tanto en época de gran deshielo, como en época más pobre de agua, el lugar es realmente impresionante, de lo que yo he visto, de lo más bonito de la provincia de Teruel.

La vuelta, aunque se nos antoja larga, se nos hace muy amena con la presencia de las cabras montesas, que se empeñan en seguir nuestras andanzas y a las cuales intento retratar con mejor o peor suerte....

Es la nota simpática y entretenida que nos tiene reservada la vuelta por el sendero y que afortunadamente disfrutamos un montón de ellas. O grandes machos o jóvenes cabritillos, todos quieren posar...

Incluso un gran macho en plena faena nos delita con sus dotes de cortejo.

En definitiva, una buena ruta que repetiré de buen seguro y que como casi siempre, me deja un sabor muy muy dulce en el paladar....

un saludo

"Hoy morirán hojas de otoño para ver brotar el sol...."

drakis | 2, ene

"...Hoy morirán hojas de otoño para ver brotar el sol,
día a día, en el Edén de la esperanza."

Que tus poemas ahora inunden el Edén...
Hasta siempre Bruja, hasta siempre....Alberto Villén....

Barcelona night

drakis | 30, dic

De mi reciente visita a Barcelona, os traigo un montaje "timelapsero" cortito pero intenso....

Barcelona night from jaime drakis on Vimeo.

saludos

El río que se hiela....

drakis | 10, dic

Bueno pues después de algunas semanas sin realizar una ruta como Dios manda, hoy me he decidido a meterme de lleno en los barrancos del Tajo, a ver que encontraba por allí, después de estas semanas de anticiclón y temperaturas bajo cero en los fondos de los valles.

La ruta en cuestión es la que marco en el mapa. Por la pista que cruza el collado del 19 y del escorial, digamos la parte trasera del nacimiento del Río Cuervo, llegamos a un puntal conocido como la Tabernilla. Ahí he dejado el coche y he bajado a ver el Poljé que había cercano, para luego ir a buscar un descargadero que hay en la cara Noroeste de las Decimadas, y desde aquí bajada hasta el mismo río. Llegados al Tajo, nos encontramos a medio camino entre el frecuentado Rambla amarilla (arroyo los huecos) y el camino de la Vega, a apenas 500 metros del estrecho donde dinamitaban antaño para hacer bajar la madera por el río en el siglo pasado.
Así pues, empezamos:

La primera visita me la ofrece una moza habitante de estos bosques, que posa muy coqueta entre pinos y que abandona mi visión con la parsimonia que a veces demuestran. Un par de fotos, y a la saca!!

Llegados al Poljé, el frío se nota, y es que aun es relativamente temprano (rondarán las 11 de la mañana) y el frío aun le cuesta moverse, ya se sabe, el sol tiene poca chicha a estas alturas de mes. La fabulosa Lechetrezna o Euphorbia mantiene su colorido excepcional a pesar de vivir, a veces en las peores condiciones....aquí dándose un precioso baño de luz matutino.

Desde el collado de las Decimadas, y antes de embocarme en el descargadero, se muestra altiva la cordillera solana del Tajo, en este caso, majestuosa "La Campana", para mí, una de las joyitas escondidas del Alto Tajo.

Levanto bichos a diestro y siniestro, aunque no me llega para afotarlos, así que decido poner rumbo al río. La bajada se torna a veces peligrosa, la nieve ha trasformado y en ocasiones echo en falta los crampones, no será la última vez que los eche en falta en la ruta. Al final, la mejor manera de bajar es meterme en la umbría pura, buscando el espesor de nieve para evitar tener un traspiés.
Al rato de castigar las piernas, ya me encuentro en el río. El ambiente es gélido, y lo primero que me topo es este fantástico gotial plenamente congelado.

Tomo dirección río arriba en busca del estrecho y el espectáculo de hielo es fantástico

La capa de hielo es variable dependiendo de la remansez del agua y la orientación del tramo del río, habiendo zonas en las que puedo ponerme de pie en mitad del río y otras en las que puedo ver el correr del agua.
Por suerte, el sol calentando la ladera norte me ofrece unos reflejos únicos, que aprovecho en cada encuadre, disfrutando muchísimo de los encuadres.

Finalmente, las dos moles de piedra me anuncian la llegada al comienzo del estrecho. Ni tan siquiera barajo la posibilidad de pasarlo por encima del hielo, pues una crujida de éste y el remojo es considerable, así que opto por la opción fácil del "escaqueo" salvando el estrecho por arriba.

Una vez arriba, las vistas vuelven a ser fantásticas, río arriba y abajo. Así que aprovecho para deleitarme unos minutos y descubrir algunos buitres posados en los cantiles.

De bajada hacia el final del estrecho, puedo comprobar que estaba bien cuajadito de hielo, que recuerdos me vienen de pasarlo nadando en verano.....

En fin, de vuelta al rio de nuevo, vuelvo a disfrutar de formas, encuadres, luces y demás, y la verdad sin pasar mucho frío, ya que aunque la temperatura es baja, voy bien equipado y la ruta me ha calentado bien los músculos.

De nuevo, un mini estrecho que me obliga a un nuevo escaqueo, esta vez disfrutando del hielo reinante en cualquier pared.

Finalmente encuentro el ramal que me obliga a desviarme del río y subir por un vallejo en busca del retorno al coche.
El vallejo es umbrío al 100% y pronto me encuentro con algún que otro problemilla. (cuanto hubiera disfrutado aquí de nuevo con crampones),
Pero bueno, con algo de maña y no menos prudencia, cruzo el mini estrecho sobre el hielo disfrutando de esta dificultad añadida en la ruta.

Y en cuanto llego a la pradera, allí están esperándome de nuevo unas ciervas que ya estaban dando buena cuenta de los pastos que habían quedado destapados de la nieve. Un par de tomas y una más para inmortalizar el lugar, y para el coche que las piernas ya van cargaditas con la ruta.

Una ruta en general que me deja con muy buen sabor de boca, preciosas estampas invernales y una zona que cada día me gusta más por su tranquilidad y rincones.

Ruta muy recomendada pero con precauciones, sobretodo GPS o mapa ya que es facilísimo despistarse y el día se puede torcer y de que manera, además de conocer un poco la zona.
El recorrido lo hice en unas 4 horas y media contando paradas a fotografiar y comer y tal...
En verano también es recomendado hacerlo sobretodo por los remojones que te puedas dar en los estrechos.

En fin, poco más, como hacía días que no subía nada, pues aquí va este "super repor", y espero que os haya gustado.